Tarta Tiramisú

¡Hola!

Si hoy quieres aprender a hacer un postre súper fácil y delicioso sigue leyendo, porque la Tarta Tiramisú que les traigo en este post, no puede dejar indiferente a quienes son amantes del café o a quienes simplemente les gusta el sabor de esta bebida.

El Tiramisú es un postre italiano que en su versión más tradicional se prepara en una bandeja más bien honda, pero, que sin embargo, en las diferentes versiones que de él se hacen cada día, podemos encontrarlo en variadas presentaciones. Muchos lo elaboran en vasitos, para servirlo en formato individual, también lo suelen hacer en copas, u en otras versiones más modernas, como por ejemplo con el cacao en forma de glaseado espejo.

Yo hoy les propongo el Tiramisú en forma de tarta, preparado dentro de un aro de metal, que al solidificar bien la crema, podemos retirar para decorar y servir.

Esta Tarta Tiramisú en vez de estar formada por bizcochos savoiardi, la hice con dos dos discos de bizcocho genovés, a los que rellené con la crema de mascaporne y por supuesto, los almibaré con un jarabe de café con licor amaretto. La cobertura es cacao puro sin azúcar.

Ingredientes (Bizcocho genovés): Para un molde de 20 cm
  • 2 huevos grandes
  • 100 g de azúcar blanca
  • 100 g de harina de trigo normal, todo uso
  • 1/4 cdta de sal
  • 1 cdta de extracto o pasta de vainilla

Ingredientes (Crema de mascarpone):

  • 250 g de queso mascarpone a temperatura ambiente
  • 2 huevos grandes
  • 70 g de azúcar
  • 80 ml de leche líquida entera
  • 3 g de gelatina en hojas
  • cacao en polvo sin azúcar (para decorar)

Ingredientes del almíbar de café:

  • 200 ml de café fuerte endulzado
  • 40 ml de licor amaretto, u otro de su preferencia.
Preparación del Bizcocho:
  • Precalentar el horno a 170 grados. Poner papel de horno en la base a un molde de 20 cm de diámetro. Reservarlo.
  • Separar las claras y las yemas de los huevos. En un bol, batir las claras a punto de nieve e ir agregándole el azúcar hasta incorporarlo del todo.
  • Sumar luego las yemas y seguir batiendo. Agregar la pizca de sal y la vainilla.
  • Sin usar ya la batidora, añadir a la mezcla la harina previamente tamizada y con movimientos envolventes, preferiblemente con una cuchara o lengua repostera, así evitamos que se baje demasiado la preparación, e incorporaremos más aire a la masa.
  • Echar la mezcla en el molde que teníamos reservado y hornear el bizcocho unos 20-25 minutos o hasta que al pincharlo con un palito o cuchillo éste salga limpio.
  • Dejarlo enfriar unos 10 minutos y desmoldar sobre una rejilla. Cuando esté completamente frío, cortarlo en dos capas.
Preparación de la crema:
  • Separar las claras y las yemas de los huevos.
  • En un bol de metal, añadir las dos claras y el azúcar, y calentarlas a baño de María, hasta que se disuelva totalmente el azúcar. Esta es la base para un merengue suizo.
  • Batir las claras anteriores, con el globo de la amasadora o con una batidora de varillas hasta que se forme un merengue con buena consistencia.
  • Aparte, batir las yemas con la leche y ponerlas a calentar en la cocina, sin dejar de mezclar deben alcanzar los 80 grados más o menos. Luego se le añade la gelatina, previamente hidratada y bien escurrida. Y esta preparación se agrega al merengue.
  • Batir el queso mascarpone con una lengua repostera. Sumárselo poco a poco al merengue, con movimientos envolventes hasta incorporarlo todo. Reservar la mezcla en la nevera.
Montaje de la tarta:
  • En un aro de metal de 20 cm, colocar por dentro una tira de acetato.
  • Sobre un plato colocar el aro y ubicar dentro la primera capa de bizcocho.
  • Mezclar el café y el licor, y almibarar el bizcocho.
  • Cubrir el bizcocho con una capa generosa de crema. Refrigerar un rato para que cuaje un poco.
  • Cubrir con la otra capa de bizcocho. Almibarar con el resto de café y terminar con el resto de la crema de mascarpone. Refrigerar unas 4 horas o hasta que cuaje completamente.
  • Antes de servir, sacar la tarta del frigorífico, quitar el aro de metal, retirarle el acetato y cubrir la superficie con cacao en polvo sin azúcar.
  • Para decorar, pueden colocar alguna figura en papel, o como hice yo, unos cortadores en forma de corazón, así al retirarlos después de espolvorear el cacao, quedarán las formas hechas.

Espero les guste esta versión del clásico Tiramisú, y no tarden nada en ponerse manos a la obra con ella.

Hasta la próxima,

Ely.

Nota adicional: Es recomendable tener todos los ingredientes a temperatura ambiente, tanto para la elaboración del bizcocho, como de la crema.

Lo ideal es preparar esta Tarta Tiramisú, usando licor de almendras, pero si no tienes, o prefieres usar otro tipo de licor, tampoco habría ningún problema.

El café con el que almibaré los bizcochos, lo preparé yo misma, usando un buen café arábica, que es bastante más suave al paladar y mucho más aromático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *