Pan de Calabaza y Chocolate

¡Hola! Soy Ely, y hoy como les prometí hace ya unos cuantos días, les traigo la receta del Pan bicolor de Calabaza y Chocolate, ese tan bonito que les mostré por Instagram y que a mí particularmente me ha gustado mucho su forma, aunque al final se ha perdido un poco el efecto ajedrez original que quería tuviese.

No importa que ya el otoño esté terminando, que halloween haya pasado, y que las recetas de navidad estén invadiendo internet y las redes sociales. Cualquier momento es perfecto para hacer este Pan de Calabaza y Chocolate, o mejor dicho de cacao, porque en realidad lo que lleva entre sus ingredientes es cacao puro sin azúcar.

Calabaza y cacao juntos

Este es un pan tipo brioche, enriquecido con leche, azúcar, huevo y mantequilla, aunque no en tanta cantidad. Simplemente lleva lo justo para lograr un pan dulce muy suave, con una miga extra jugosa. Una parte además, lleva puré de calabaza, auyama o zapallo con lo que se obtiene ese color amarillo tan bonito, aunque el sabor no sea tan pronunciado. La otra parte del pan tiene cacao en polvo. Un contraste de sabores increíble.

Ingredientes: (Pan de Calabaza)

  • 240 g de harina de trigo de fuerza (más de 11% de proteína)
  • 30 g de huevo
  • 30 g de azúcar
  • 80 g de puré de calabaza (auyama, zapallo)
  • 20 g de leche condensada
  • 2 g de levadura seca o 6 g de levadura fresca de panadería
  • 3 g de sal
  • 20 g de mantequilla derretida
  • 40-45 g de leche líquida

Ingredientes: (Pan de Chocolate o cacao)

  • 240 g de harina de trigo de fuerza
  • 30 g de huevo
  • 40 g de azúcar
  • 20 g de leche condensada
  • 2 g de levadura seca o 6 g de levadura fresca
  • 3 g de sal
  • 20 g de mantequilla derretida
  • 15 g de cacao en polvo sin azúcar
  • 110-120 g de leche (dependerá del tipo de harina, si necesitas restar o añadir más líquido)

Preparación: (Es similar para ambas masas)

  1. En el bol de la amasadora o en un recipiente si van a amasar con las manos, colocar todos los ingredientes, excepto la leche. A mí me gusta ir agregando el líquido poco a poco, así sabré si necesito echarlo todo, si voy a necesitar más del que pone la receta, o si más bien es mucho. Muchas veces depende del tipo de harina.
  2. Amasar hasta que la masa se vuelva elástica y sedosa. En la amasadora yo tardé unos 15 minutos. A mano, es recomendable hacer periodos de amasado de 5 minutos, dejar en reposo 10 minutos y repetir de nuevo el amasado y así sucesivamente hasta que veamos que la masa está lista.
  3. Estas masas enriquecidas suelen tardar bastante más en estar bien amasadas. Es bueno no apurar el amasado, no recalentar las batidoras, ni dejarnos los brazos en la masa. El reposo también ayuda a amasar, así que lo mejor es usarlo como técnica de amasado. Esto lo aprendí yo desde que leí el libro “Pan Casero” de Yban Yarza, y la verdad es que no se equivoca.
  4. Cuando tengan las dos masas listas. Dejarlas reposar hasta que dupliquen su tamaño. Dependerá de la temperatura ambiente lo que tarden en crecer lo suficiente.
  5. Sacar el aire a las masas. Darles un breve amasado de unos dos minutos y dejarlas en reposo sobre la mesa unos cinco minutos.
  6. Dividir las masas en porciones iguales. Dejarlas en reposo unos minutos más para que se relajen y sea más fácil el formado.
  7. Bolear cada trozo de masa sobre la mesa. Untar con mantequilla un molde de plum cake de unos 20 cm.
  8. Colocar las bolas de masa dentro del molde. Abajo coloqué ocho bolas, intercalando una de calabaza y otra de chocolate. Repetí la misma operación arriba, para lograr el efecto ajedrez al momento de cortar el pan. Sin embargo, debido a que el pan de calabaza fermentó más que el de chocolate, no lo logré del todo. (lo pueden notar en la fotografía del pan cortado)
  9. Además del molde de plum cake, me salió un pan más que formé con 6 bolas de masa que me sobraron.
  10. Dejar fermentar el pan hasta que casi duplique su tamaño. Precalentar el horno a 170 grados.
  11. Pincelar los panes con huevo batido con un poco de leche.
  12. Hornear los panes. El grande, el del molde de plum cake me tardó unos 35 minutos, el otro unos 18 minutos.
  13. Retirar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.

Espero les guste, y aunque no lo hagan ahora lo apunten en su lista de pendientes.

¡Feliz día!

Ely.

Nota adicional:

Este pan es perfecto para comer acompañado de café con leche o chocolate. Tostado es como está mejor, aunque es bastante suave y perfectamente se puede comer frío.

A mí, particularmente que me encanta ponerle queso al pan brioche, este lo comí solo. Su sabor no es demasiado pronunciado ni a cabalaza ni a chocolate, pero está realmente delicioso. Sin dudas, con los días gana en humedad y esponjosidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *