Nudos de pan brioche

¡Hola!

Hoy les comparto una receta un tanto especial: Nudos de Pan Brioche elaborados al cien por ciento con Masa Madre natural, esa misma masa madre con la que tengo ya desde marzo experimentando, y que aunque a veces pienso que si tardo en hacerle algún refresco no me va a servir, sube aceleradamente dejándome cada vez más sorprendida.

Estos panes me encantan, su sabor dulce, corteza blandita y dorada, además de su miga esponjosa me tienen enamorada. Es el pan ideal para empezar la mañana acompañado de buen café con leche.

Quienes me siguen por las redes sociales se habrán dado cuenta ya, que este tipo de pan es el que más hago. De hecho, creo que insistí mucho en aprender a hacerlo porque estaba negada a no comer aquí el pan que me recuerda a mi país y a esos desayunos familiares. El pan dulce es de los más típicos de mi país.

Así que cuando descubrí el pan tipo Brioche, pensé que era lo más parecido al pan dulce venezolano, aunque el nuestro generalmente se aromatice más que el Brioche.

Estos nudos están elaborados con MM al 50% de hidratación. Su masa solo lleva yemas de huevo, de allí que tengan por dentro un color amarillo tan bonito, y además, prevalece el sabor a vainilla. He usado pasta concentrada de vainilla para aromatizarlos y darles sabor, pero también puedes agregar ralladura de naranja o simplemente no añadir nada.

Ingredientes:

  • 400 g de harina de trigo para pan (más de 11 % de proteínas)
  • 65 g de azúcar
  • 100 g de masa madre al 50% de hidratación
  • 60 g de yemas de huevo
  • 200 g de leche líquida
  • 35 g de mantequilla fría
  • 5 g de sal
  • 1 cdta de pasta o extracto de vainilla
  • Mantequilla y azúcar (opcional para rellenar)

Preparación: (en amasadora)

  • En el bol de la amasadora agregar la harina, masa madre, azúcar, las yemas de huevo, mitad de la leche, sal y la vainilla.
  • Ir amasando a velocidad media hasta que todos los ingredientes se vayan uniendo. Agregar la leche restante poco a poco y amasar hasta que se haya formado una bola de masa que se despega de las paredes del bol. Más o menos unos cinco minutos.
  • Luego incorporar la mantequilla fría, cortada en dados pequeños.
  • Amasar hasta que se vuelva elástica y brillante. Hacer la prueba de la membrana.
  • Dejar en reposo la masa hasta que duplique su tamaño. Puede tardar una hora o más dependiendo la temperatura ambiente.
  • Cuando la masa haya fermentado del todo, sacarle el aire y amasarla unos dos minutos formando una bola de nuevo. Dejar esa bola de masa en reposo unos 10 minutos para que se relaje.
  • Estirar la masa sobre una mesa con un poco de harina. Hacer un rectángulo, untarlo con mantequilla y azúcar (opcional) y luego doblar una parte de ese rectángulo estirado sobre la otra mitad, formando un cuadrado.
  • Cortar unas diez tiras de masa, del mismo grosor. Cada tira girarla un poco sobre sí misma encima de la mesa y enrollarla luego entre los dedos pulgar e índice al tiempo que la estiran un poco. Juntar los dos extremos por la parte de abajo del nudo y sellarlos bien para que no se abran durante la fermentación.
  • Dejar fermentar los nudos en una placa o molde para horno cubierta con papel de hornear o untada con un poco de mantequilla. Deben duplicar su tamaño o casi.
  • Precalentar el horno a 170 grados, barnizar los nudos con yema de huevo y hornearlos unos 18-20 minutos.
  • Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla antes de consumir.

Que tengan una buena semana y espero les gusten estos maravillosos Nudos de Pan Brioche.

Besos,

Ely

Nota adicional:

Si no es en forma de nudos, porque es verdad que lleva más tiempo y práctica hacerlos, pueden formar panes redondos de unos 50-60 gramos cada uno.

Esta es una masa que se puede manipular muy bien después de estar bien amasada, no se pega a las manos y es muy suave. Cuando está bien relajada le podrán dar la forma que prefieran.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat