Focaccia

Focaccia con tomates cherry, ajo y aceitunas

De entre los panes planos típicos de Italia, después de la pizza, la focaccia es uno de los más conocidos. Su miga esponjosa y corteza crujiente la hacen irresistible. Además su versatilidad a la hora de aceptar ingredientes, sin exagerarla, porque no es una pizza, la ha convertido en un plato muy versionado.

Del norte al sur de Italia, la focaccia puede cambiar. Según la zona, la elaboran de distintas maneras variando hasta su forma y grosor. Podemos encontrar focaccia rellena, otras mucho más sencillas como la clásica Genovés o hasta con ingredientes dulces. Así que la hay para todos los gustos.

Mi preferida es con tomatitos cherry, aceitunas y ajo, y esa es la receta que les quiero compartir hoy.

He elaborado una masa con alta hidratación, que parece no se puede controlar con las manos, pero a la que se le hacen unas burbujas preciosas de fermentación que luego se notarán en la focaccia.

La he dejado bastante fina como me gusta a mí, para que quede más crujiente, pero si la prefieres más gruesa, solo tienes que estirar menos cuando llegue el momento de poner la masa en la bandeja de horno y formar la focaccia con las manos.

Así que preparen los siguientes ingredientes, para que juntos elaboremos un plato muy típico de la gastronomía italiana.

Ingredientes:

💕350 gr de harina de trigo panadera (con un contenido de proteínas entre 11 y 13%)

💕12 gr de aceite de oliva virgen extra

💕2 gr de levadura seca o 6 gr de levadura fresca de panadería

💕 290 gr de agua templada

💕6 gr de sal

Para el relleno:

💕Aceite de oliva

💕Ajo

💕Sal gruesa y romero

💕Tomates cherry

💕Aceitunas verdes

Preparación:

En un bol, o taza se debe disolver la levadura en el agua. Agregar el aceite y la sal, remover. Seguidamente se va añadiendo la harina y mezclando poco a poco hasta incorporarla completamente. Tapar el recipiente y dejar reposar unos 30 minutos.

Posteriormente, con las manos untadas con aceite de oliva, se dobla la masa, cada extremo hacia el centro uno sobre otro, y se le da la vuelta. Reposar nuevamente 30 minutos y repetir el proceso anterior unas 4 veces.

Después de hacer estos dobleces a la masa, dejarla en refrigeración mínimo 12 horas.

Para formar la focaccia, sacar la masa del frigorífico, luego sobre una bandeja de hornear (la mía es de 22 cm x 30 cm) con papel de horno o untada con buena cantidad de aceite de oliva, volcar la masa y con las manos sin hacer mucha presión ir estirándola hasta cubrir toda la bandeja. Si no se puede estirar bien, dejarla reposar unos minutos para que se relaje.

Luego con los dedos, presionar y hacer algunos agujeros, los característicos de la focaccia, donde pondremos el relleno: tomatitos cherry y aceitunas. Por encima bañar con una infusión de agua, aceite de oliva y ajo al gusto. Espolvorear un poco de sal gruesa y romero.

Dejar en reposo unos 45 minutos y hornear en horno precalentado a 170 grados, durante 25-30 minutos hasta dorar.

Espero que no dejen de hacer esta Focaccia que queda muy crujiente y con una masa muy rica.

Un beso, Ely

Un comentario

  • Dulce

    Buenas tardes. Felicitaciones por su blog. Lamentablemente no puedo ver el procedimiento para hacer la focaccia,, me salen las fotos montadas sobre el peocedimiento. Los ingredientes si se leen perfectamente. Pudiera enviármelos directamente a mi correo o Instagram mi nombre de usuario @melytim. Gracias.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat